1897 - 2020

123º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

En la medida que China está emergiendo de la epidemia la necesidad de alimentar a su pueblo la lleva a reactivar la importación de carnes porcinas y vacunas abriendo una ventana de oportunidad para reactivar nuestras exportaciones y con ello la actividad agricolo ganadera
Reproducimos el siguiente artículo:

China deja atrás el coronavirus y se valoriza el precio global de los alimentos
El gigante asiático ha decidido aumentar con carácter urgente las importaciones de carne, soja y harina de soja el resto del año. Se estima que la recuperación plena se dará en el segundo semestre de este año.

El precio de los alimentos aumenta en China debido al efecto combinado de la “fiebre porcina”, que la golpea desde hace un año y medio, y del coronavirus desatado a partir de diciembre del año pasado, que le provocó más de 80.000 infectados y 4.400 muertos.

La epidemia se desató originalmente en la ciudad de Wuhan con la aparición de un nuevo virus producto de la mutación en diciembre de 2019, el Covid-19, dotado de una extraordinaria celeridad de difusión de carácter geométrico, que alcanzó su culminación el 12 de febrero con más de 15.000 casos diarios.

Finalmente, el 13 de marzo, cuando el presidente Xi Jinping se hizo presente en Wuhan, sólo hubo 8 casos nuevos en la provincia de Hubei, en tanto que en las 26 provincias restantes de la República Popular aparecieron sólo 7 nuevos casos, de los cuales 6 provenían del exterior, sobre todo de Europa.

Ahora, el coronavirus ha sido controlado, y más de 62.000 enfermos se han recuperado y se ya encuentran en sus hogares y lugares de trabajo. A esto se suma la normalización creciente de las actividades productivas, incluso en la provincia de Hubei y la ciudad de Wuhan, epicentro de la crisis.

El resultado ha sido que la inflación –aumento de los precios al consumidor- alcanzó a 5,4% anual en enero, el mayor incremento desde junio de 2011, para luego caer a 1,6% anual, nivel en que se mantuvo hasta noviembre del año pasado.

El precio de los alimentos fue el que más se elevó, con un alza asombrosa de 116% en la carne de cerdo, que es el núcleo de la dieta del pueblo chino (la ingesta de carnes es 57 kilos por año por cabeza y más de dos tercios proviene de la carne porcina).

La comparación con el aumento de precios de otros productos del consumo chino es altamente esclarecedora: los precios de la vestimenta aumentaron 0,6%; las verduras, 17%; y la atención médica 2,3%.

La expectativa ahora es que la dupla “fiebre porcina” más coronavirus lleve el nivel de precios al consumidor a 4% por año, o más, al menos hasta finalizar 2020.

El Covid-19 ha afectado la economía china –la segunda del mundo, con U$S 14.1 billones- sólo por el lado de la demanda, no de la oferta, que está intacta y en pleno proceso de transformación (la “economía digital” cubre ya más de 40% del PBI).

Por eso el gobierno chino ha decidido aumentar con carácter urgente las importaciones de carne, soja y harina de soja el resto del año. Sólo en la provincia de Hubei hay más de 300 millones de aves al borde de la inanición, tras 45 días de parálisis prácticamente total de las cadenas logísticas y de los centros de distribución.

Asimismo, China dispuso liberar de inmediato más de 100.000 toneladas de carne de cerdo y 47.000 toneladas de vegetales de sus reservas centrales de seguridad.

La caída de las exportaciones de carne de Estados Unidos a la República Popular en las últimas 7 semanas provocada por la notable disminución de la demanda domestica ocasionada por el coronavirus, ha hecho que el precio de la carne vacuna norteamericana se derrumbara más de 20% en los 2 primeros meses de 2020.

La estimación china es que, tras controlarse el Covid-19 incluso en la provincia de Hubei, ejemplificada por la presencia del presidente Xi Jinping en Wuhan el 13 de marzo, la recuperación de la economía doméstica tendría un carácter pleno a partir del segundo trimestre de este año.

También habría un aumento inmediato del comercio exterior, y por lo tanto de las importaciones, lo que provocaría una elevación del precio de la carne estadounidense a contar desde abril de este año.

El efecto del coronavirus en la industria alimentaria china es que ha acelerado su transformación estructural; y esto implica, ante todo, la desaparición de la venta de animales vivos en mercado abiertos.

El conjunto de la actividad se transformaría en una cadena de frío de alta tecnología y con marcas reconocidas en todos sus eslabones. También habría una fuerte y creciente presencia de las compañías transnacionales de EE.UU. y Europa.

La segunda característica de la nueva industria de la alimentación en China, surgida en la etapa post-coronavirus, es que los sistemas de distribución y logísticos realizados vía plataformas digitales, ante todo de Alibaba y Tencent, predominan definitivamente sobre las cadenas de restaurantes, que declinarían más de 50% en 2020, mientras que las ventas on line de alimentos, que eran sólo 3% del total antes del Covid-19, alcanzarían ahora a más de 60%.

Tras el coronavirus, la mayor epidemia enfrentada por la República Popular en sus 70 años de historia, China vuelve a ser el eje de la demanda mundial de agroalimentos: el “Imperio del Medio” de la alimentación.

Fuente: Jorge Castro - Diario Clarín

play w
CAPACITACIÓN ONLINE 
[ Educación contínua ]

Cursos & Eventos

No event in the calendar
June 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

También le puede interesar...

AsArBa informa: Novedades de la WAP

This month: Moving TripAdvisor to take action for wild animals.

With World Lion Day, Elephant Day, Orangutan Day, and International Tiger Day taking place recently - the world's attention has been turned towards wildlife. These awareness days are the perfect chance to remind 'the world's largest travel site' TripAdvisor that it must do more to protect wild animals, by ending the promotion and sale of tickets to cruel wildlife attractions.

[ READ MORE HERE ]

Boletín Veterinario Federal - BVFN22

Año I N° 22 – 16 al 30 de Noviembre de 2016

[ VER EL BOLETÍN AQUÍ ]

 

El rincón de las buenas noticias

LA SIAL CHINA COMENZÓ CON DEMANDA MUY SOSTENIDA Y BUENOS PRECIOS

El primer día de la Sial China dejó en claro por qué es una de las ferias más importantes para los exportadores argentinos, con buenos precios y una demanda que crece año tras año. El Ministro de Agroindustria de la Nación visitó el stand del IPCVA y se reunió con los empresarios para informar sobre la apertura del mercado japonés para la Patagonia.

Ya no se trata sólo de garrón y brazuelo, los cortes más demandados por los importadores chinos. La Sial Shanghái 2018 que comenzó hoy dejó en claro que tanto los exportadores argentinos como los compradores de China van por más en una relación que crece año tras año en forma vertiginosa.
De hecho, cuando a media mañana llegó al stand el Ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, las 27 empresas que acompañan al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) ya trabajaban a destajo en medio de una multitud de importadores orientales que inundaban los pasillos.
Mario Ravettino, Vicepresidente del IPCVA, recibió a Etchevehere (acompañado por una comitiva público-privada), y al embajador argentino en China, Diego Guelar, y les explicó el funcionamiento del Pabellón Argentine Beef, con boxes individuales para empresas, un salón de reuniones, dos front desk, y un restaurante de treinta mesas en el que en el primer día se sirvieron más de 100 kilos de bife ancho a la parrilla.

Nuevas demandas, buenos precios

“Es una feria que ya está al mismo nivel que la Sial de París o Anuga”, dijo Ravettino que, a la vez, destacó que los compradores chinos se van sofisticando y comienzan a demandar otros productos y cortes de alto valor.
De hecho, algunos empresarios comentaban en los pasillos que ya venden cortes finos a precios similares a los de la cuota Hilton, aunque aún en pequeñas cantidades.
“A eso estamos apostando desde el Instituto”, agregó Raettino. “Y ya estamos trabajando fuertemente para que nuestra carne comience a ser reconocida también en Oriente como una de las mejores del mundo”.
En cuanto a los precios de la primera jornada, se registraron operaciones que rondaron los 5.300 dólares para el garrón y el brazuelo, 5.200 para algunos cortes de la rueda, 4.300 para el asado, 4.400 para la vaca compensada en cortes, y 3.900 a 4.000 para la vaca en manta (todo congelado y sin hueso).

Buenas noticias

“Venimos con buenas noticias desde Japón”, aseguró por Etchevehere, quien informó personalmente a los empresarios sobre a apertura de la Patagonia como paso previo y necesario a la apertura del resto del país. Además, el Ministro felicitó a los exportadores y aseguró que el gobierno va a seguir trabajando para el crecimiento de la cadena a través de la apertura de nuevos mercados, la consolidación de los existentes y la desburocratización del Estado.
Además, el Ministro y los empresarios mantuvieron reuniones con empresas locales de logística y referentes del gigante informático Alí Babá.
Durante la primera jornada de la muestra, el stand del IPCVA también recibió la visita del Comisario de Agricultura de la Unión Europea, Phil Hogan.

Lo que viene

El jueves 17 de mayo, en el Pabellón del Argentine Beef se presentarán los resultados preliminares del estudio de mercado que encargó el IPCVA a la empresa local Agribusiness (en China y Hong Kong) y los lineamientos de algunas acciones de marketing para los próximos meses. Además, el influencer KOL Fanfan, con millones de seguidores en redes sociales, cocinará platos típicos de la gastronomía china con carne argentina (Bifengtang beef y Hangjiao Beef).
En resumen, la primera jornada de la Sial 2018 concluyó con mucho optimismo por parte de los exportadores quienes ante la demanda ya comienzan a pensar en la participación en la nueva mega feria que va a organizar en noviembre de este año el gobierno chino (Shanghái Impo-Export) con más de 50.000 metros cuadrados de pabellones.

FUENTE: IPCVA