1897 - 2020

123º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

Para la cadena de la carne bovina argentina (y también para las restantes cadenas de carnes) la evolución del consumo, y particularmente de las importaciones chinas, no es un tema menor. En el año 2019 el 75% de los volúmenes exportados totales por la cadena se colocaron en el gigante asiático (425 mil toneladas peso producto, el 20% de la producción total) y el 67% de las divisas generadas fueron aportadas por los consumidores chinos (US$ 2.065 millones). Si China logra sortear con relativo éxito el COVID-19 y la crisis económica global, tal como está sucediendo, es factible que estos envíos no sólo se mantengan este año, sino también que se terminen expandiendo.

Fiebre Porcina Africana

La FPA generó una fuerte caída en la producción china de carne de cerdo; según estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos se habrán perdido unos 20 millones de toneladas en el transcurso del período 2018/2020, un flujo que representa aproximadamente el 15% de la producción total de proteínas animales de China (incluyendo las 4 carnes líderes, bovina, porcina, aviar, ovina y el pescado). Frente a este fuerte shock de oferta negativo y a los efectos de evitar la consecuente contracción del consumo interno, China podía recorrer tres caminos posibles, cosa que está haciendo, a distinta velocidad y con diferente impacto sobre el mercado.

La primera respuesta era aumentar rápidamente la producción de otras carnes, estrategia que tiene sus limitaciones y sólo es factible en producciones intensivas y de ciclos cortos; en este momento lo que se está viendo es un importante aumento en la producción china de carne aviar, la que estaría creciendo un 33% entre 2017 y 2020 (en casi 4 millones de toneladas al cabo del período). El segundo camino era reasignar hacia el mercado interno carne que se estaba exportando; en China la única producción con excedentes de magnitud es la del pescado, con 8,2 millones de toneladas exportadas en 2018, y se observa, efectivamente, una baja en estos envíos, de unas 600 mil toneladas año en el período (proyecciones de la OECD/FAO). Finalmente, el tercer camino era acudir al mercado global en búsqueda de los productos faltantes, algo que también está haciendo y con gran apetito desde comienzos del 2019 y donde reside por supuesto el principal interés para Argentina.

Las importaciones chinas de todas las carnes estarían pasando de 7,2 millones de toneladas en 2017 a unos 11,8 millones al cabo de este año, un crecimiento del 64% en sólo 3 años (+4,6 millones de toneladas). El análisis detallado muestra que el boom de compras se está concentrando en dos de ellas, las carnes porcina (golpeada por la FPA) y bovina (de bajo consumo interno y buena sustituta de la anterior), que se estarían más que duplicando en el período pasando de 2,4 a 6,4 millones de toneladas equivalentes res con hueso (+2,3 millones y +1,6 millones, respectivamente). En términos per cápita, las importaciones totales estarían subiendo de 5,2 kilos a 8,4 kilos en este período de tres años.

Como puede deducirse, la gran aceleración de las importaciones ha modificado la estructura de abastecimiento de carnes de China, aumentando la dependencia de su mercado interno a la producción de otros países. Según estimaciones de USDA, este año el gigante estará importando el 26% de la carne bovina que consumirá, el 10% de la carne porcina y el 5% de la carne aviar; se trata de los porcentajes más altos de los últimos años en todos los casos. COVID-19

La irrupción del COVID’19 a comienzos de 2020, con estrictas medidas de aislamiento social y cierre de fronteras, puso en dudas la continuidad de la expansión de las importaciones chinas de carnes; afortunadamente, estos interrogantes están quedando atrás luego de conocerse los volúmenes importados en los últimos dos meses, sorprendentemente altos, muy superiores a los de los meses previos y también a los niveles del 2019. En el mes de marzo, las compras realizadas bajo el rubro “carnes y menudencias” totalizaron 919 mil toneladas, 50% más que en los meses previos y en abril se mantuvieron también en un nivel muy alto, con 862 mil toneladas. La aduana china incluye en este colectivo a todas las carnes (bovina, aviar, porcina y ovina) y a las menudencias.

El detalle de lo sucedido en cada una de las carnes se dispone sólo hasta el mes de marzo. En este último mes, China alcanzó récord de compras en 3 de las 4 carnes bajo análisis, con 390 mil toneladas importadas de carne cerdo, 216 mil toneladas de carne bovina y 130 mil toneladas de carne aviar.

Un dato relevante es que las compras de los primeros meses del año están ratificando los escenarios expansivos para el 2020 que plantean distintos organismos internacionales, caso del Departamento de Agricultura de Estados Unidas (USDA). En el primer trimestre las importaciones de carne bovina se ubican 65% por encima de mismo período 2019, las de carne porcina +183%, las de carne aviar +97%, las de carne ovina +1,3%. Nótese que estos porcentajes observados son muy superiores a las variaciones que, por caso, USDA espera para todo el año (+15% en carne bovina, +57% en carne porcina, +25% en carne aviar). • Según los registros de la Aduana China (pueden diferir de los registros de la Aduana Argentina), las compras de carnes de origen argentino se ubicaron en 62,7 mil toneladas en marzo 2020 (peso producto), el volumen más alto de la historia comercial con ese país. Los envíos fueron mayoritariamente de carne bovina (84%), aunque también fue importante el flujo colocado de carne aviar (15%). Por su parte, no hubo registros de compras de carne ovina pero sí de carne porcina (menos de 1000 toneladas, 1% de los envíos totales). Participación de Argentina en el mercado chino

El market share de Argentina en las compras de China alcanzó el 24,3% en carne bovina y el 7,3% en carne aviar en marzo. En el caso de la carne bovina la inserción se mantiene relativamente estable desde hace varios meses, fluctuando entre el 22% y 24%. En carne aviar, el país venía con una participación cercana al 11%, y lo sucedido en marzo prende una luz de alerta, se trata del menor aporte relativo desde agosto de 2018 (6,4%). En carne porcina es donde el país aparece más rezagado y hay sin dudas mucho camino por recorrer, el market share es de apenas el 0,2%.

Respecto a los países de la región, Brasil es el gran proveedor de carne aviar de China, con el 63% del mercado en estos primeros meses del 2020. Otro dato importante para Argentina es el avance del socio mayor del Mercosur en el mercado de la carne bovina, su participación está llegando al 40% en marzo, la más alta de los últimos años. Por el contrario, Uruguay, con una oferta más reducida y por ende limitada para satisfacer la enorme demanda china, viene perdiendo participación, de tener un 30% del mercado hace poco tiempo atrás, actualmente se ubica en el 13%. Finalmente, en carne porcina, Chile coloca volúmenes que representan el 4% de las compras totales de China (marzo), una porción de mercado que viene manteniendo desde hace varios años (con subas y bajas), y que es muy superior a la que logra Argentina (0,2%).

Lo sucedido con las compras chinas hasta abril resulta muy promisorio para los exportadores globales de carnes, entre ellos Argentina. Es muy probable que se confirmen las proyecciones y que el gigante termine con un nivel de importaciones bastante superior al del año pasado, a pesar de la desaceleración económica y los problemas generados por el COVID-19. El desafío de Argentina es mantenerse competitivo en este mercado (precio, calidad, logística, etc.) en un contexto de grandes jugadores globales y que las políticas internas, particularmente comerciales, también acompañen; se observa por caso que este año Brasil está mostrando una gran aceleración en sus envíos de todas las carnes y también empieza a aparecer en las estadísticas asiáticas otro grande del negocio, Estados Unidos, particularmente en el mercado de la carne porcina. Introducción

En este documento se tratan aspectos vinculados al mercado de proteínas animales en China, en particular, se analizan los efectos que la Fiebre Porcina Africana (FPA) ha generado en la dinámica y estructura de consumo de las diferentes carnes durante los últimos dos años, en la capacidad del gigante asiático para abastecer su mercado con producción propia y en la mayor dependencia, prácticamente inevitable, de producción de otros países (importaciones) que suele generarse luego de fuertes eventos sanitarios adversos.

También se revisa lo que está sucediendo con las compras externas en los últimos meses, luego de la aparición del COVID-19 y de las implicancias que este nuevo virus tuvo sobre la economía de empresas y familias chinas. Si bien han pasado pocos meses desde el surgimiento de este segundo virus, resulta interesante monitorear los impactos que este está generando sobre los flujos de importaciones, la estructura de proveedores y finalmente el consumo interno. Finalmente se presenta la evolución de la participación de Argentina en las importaciones chinas de las principales carnes durante los últimos meses; la inserción y dinámica de Argentina se compara con la de tres países vecinos (Brasil, Uruguay y Chile)...

Leer nota completa aquí

Fuente: www.agrositio.com.ar

play w
CAPACITACIÓN ONLINE 
[ Educación contínua ]

Cursos & Eventos

No event in the calendar
July 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

También le puede interesar...

AsArBa informa: Novedades de la WAP

This month: Moving TripAdvisor to take action for wild animals.

With World Lion Day, Elephant Day, Orangutan Day, and International Tiger Day taking place recently - the world's attention has been turned towards wildlife. These awareness days are the perfect chance to remind 'the world's largest travel site' TripAdvisor that it must do more to protect wild animals, by ending the promotion and sale of tickets to cruel wildlife attractions.

[ READ MORE HERE ]

Boletín Veterinario Federal - BVFN22

Año I N° 22 – 16 al 30 de Noviembre de 2016

[ VER EL BOLETÍN AQUÍ ]

 

El rincón de las buenas noticias

LA SIAL CHINA COMENZÓ CON DEMANDA MUY SOSTENIDA Y BUENOS PRECIOS

El primer día de la Sial China dejó en claro por qué es una de las ferias más importantes para los exportadores argentinos, con buenos precios y una demanda que crece año tras año. El Ministro de Agroindustria de la Nación visitó el stand del IPCVA y se reunió con los empresarios para informar sobre la apertura del mercado japonés para la Patagonia.

Ya no se trata sólo de garrón y brazuelo, los cortes más demandados por los importadores chinos. La Sial Shanghái 2018 que comenzó hoy dejó en claro que tanto los exportadores argentinos como los compradores de China van por más en una relación que crece año tras año en forma vertiginosa.
De hecho, cuando a media mañana llegó al stand el Ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, las 27 empresas que acompañan al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) ya trabajaban a destajo en medio de una multitud de importadores orientales que inundaban los pasillos.
Mario Ravettino, Vicepresidente del IPCVA, recibió a Etchevehere (acompañado por una comitiva público-privada), y al embajador argentino en China, Diego Guelar, y les explicó el funcionamiento del Pabellón Argentine Beef, con boxes individuales para empresas, un salón de reuniones, dos front desk, y un restaurante de treinta mesas en el que en el primer día se sirvieron más de 100 kilos de bife ancho a la parrilla.

Nuevas demandas, buenos precios

“Es una feria que ya está al mismo nivel que la Sial de París o Anuga”, dijo Ravettino que, a la vez, destacó que los compradores chinos se van sofisticando y comienzan a demandar otros productos y cortes de alto valor.
De hecho, algunos empresarios comentaban en los pasillos que ya venden cortes finos a precios similares a los de la cuota Hilton, aunque aún en pequeñas cantidades.
“A eso estamos apostando desde el Instituto”, agregó Raettino. “Y ya estamos trabajando fuertemente para que nuestra carne comience a ser reconocida también en Oriente como una de las mejores del mundo”.
En cuanto a los precios de la primera jornada, se registraron operaciones que rondaron los 5.300 dólares para el garrón y el brazuelo, 5.200 para algunos cortes de la rueda, 4.300 para el asado, 4.400 para la vaca compensada en cortes, y 3.900 a 4.000 para la vaca en manta (todo congelado y sin hueso).

Buenas noticias

“Venimos con buenas noticias desde Japón”, aseguró por Etchevehere, quien informó personalmente a los empresarios sobre a apertura de la Patagonia como paso previo y necesario a la apertura del resto del país. Además, el Ministro felicitó a los exportadores y aseguró que el gobierno va a seguir trabajando para el crecimiento de la cadena a través de la apertura de nuevos mercados, la consolidación de los existentes y la desburocratización del Estado.
Además, el Ministro y los empresarios mantuvieron reuniones con empresas locales de logística y referentes del gigante informático Alí Babá.
Durante la primera jornada de la muestra, el stand del IPCVA también recibió la visita del Comisario de Agricultura de la Unión Europea, Phil Hogan.

Lo que viene

El jueves 17 de mayo, en el Pabellón del Argentine Beef se presentarán los resultados preliminares del estudio de mercado que encargó el IPCVA a la empresa local Agribusiness (en China y Hong Kong) y los lineamientos de algunas acciones de marketing para los próximos meses. Además, el influencer KOL Fanfan, con millones de seguidores en redes sociales, cocinará platos típicos de la gastronomía china con carne argentina (Bifengtang beef y Hangjiao Beef).
En resumen, la primera jornada de la Sial 2018 concluyó con mucho optimismo por parte de los exportadores quienes ante la demanda ya comienzan a pensar en la participación en la nueva mega feria que va a organizar en noviembre de este año el gobierno chino (Shanghái Impo-Export) con más de 50.000 metros cuadrados de pabellones.

FUENTE: IPCVA